Clasificación de los residuos

Inicio » Clasificación de los residuos

Toda empresa que desee sumarse a la lucha contra el cambio climático y convertirse en sostenible debe conocer con exactitud cuál es la clasificación de los residuos dictaminada por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea.

A continuación, te explicamos cuáles son los diferentes grupos de residuos y qué materiales forman parte de cada uno de ellos.

Residuo vs Basura

El primer paso es entender cuál es la diferencia existente entre los materiales que son basura y aquellos que son considerados residuos. Y es que, tras largas décadas formando parte de una sociedad en la que predominaba la tendencia por lo nuevo, es importante establecer los límites para poder dirigirse hacia un futuro más limpio.

La basura son todos aquellos desechos que no pueden utilizarse y, por tanto, no se les puede dar un nuevo proceso de vida. Por el contrario, los residuos son todos aquellos materiales que, por sí mismos, pueden tener valor para ser reciclados o reutilizados. 

Tras la separación de estos materiales, es el momento de iniciar la clasificación de los residuos, conociendo cuál es su origen, peligrosidad, tipología…

Tipos de residuos y su clasificación

Los tipos de residuos y su clasificación se dividen, principalmente, en tres grandes grupos:

  • Según su origen
  • Según su biodegradabilidad
  • Según su composición

Y, cada uno de estos grandes grupos se divide en subgrupos que son los que facilitan su reutilización o reciclaje. Entremos, a continuación, en más detalle.

Según su origen

Cuando se clasifica un residuo según su origen, se pueden distinguir subgrupos según la Ley 22/2011 de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados:

  • Residuos Domésticos o Residuos Sólidos Urbanos (RSU). Residuos que se originan en los hogares, como consecuencia de las actividades diarias. Y pueden ser desde papeles, cartones, plásticos, restos de alimentos, telas o vidrios hasta residuos de mayor peligrosidad, como pesticidas, pinturas limpiadores, aceites de motor, pilas…  Dentro de esta categoría también se incluyen los denominados residuos municipales, resultantes de los residuos de los escombros, limpieza de las vías públicas, zonas verdes…
  • Residuos Comerciales. Residuos que se generan por la actividad de los comercios, los bares, restaurantes, mercados, oficinas…
  • Residuos Industriales. Residuos resultantes de cualquier proceso de fabricación, transformación, consumo o mantenimiento de la actividad industrial.
  • Residuos Sanitarios. Todos aquellos residuos que provienen de las actividades de los hospitales, centros de salud, clínicas… ya sean de tipo infeccioso, material quirúrgico, restos de tejidos humanos, fármacos…

Según su biodegradabilidad

Esta clasificación de los residuos a su vez se divide en:

  • Residuos Orgánicos. Aquellos que provienen, principalmente, de materias naturales que son biodegradables. Como, por ejemplo, verduras, restos de comida, paja…  
  • Residuos Inorgánicos. Aquellos residuos que no proceden de elementos orgánicos, como latas, botellas, metales, plásticos…

Según su composición

Y, por último, según su composición. Quedando del siguiente modo:

  • Papeles y cartones: revistas, periódicos, formularios, guías o envases de cartón.
  • Vidrios: entre sus materias primas el sílice, alcaloides o la cal. Por ejemplo: botellas, botellines, botes y envases de cristal, entre otros.
  • Plásticos 
  • Chatarra y metal: tuberías, cables eléctricos o aluminios.
  • Aceites
  • Pinturas
  • Botellas de plástico PET y HDPE
  • Baterías
  • Pilas

La clasificación de los residuos es esencial para cualquier negocio y, por eso, en LEANpio ponemos a disposición de tu empresa todo cuanto necesitas para una correcta gestión de los residuos, desde asesoría hasta los elementos que sean necesarios para facilitar la compactación y el tratado.