Tipos de residuos industriales y cómo se gestionan

Inicio » Tipos de residuos industriales y cómo se gestionan

El día a día de las personas hace que la cantidad de residuos que generamos aumente. Y, por ello, es importante gestionarlos adecuadamente para que no repercuta excesivamente ni en el medio ambiente, ni en el funcionamiento de los ecosistemas ni en las vidas de los humanos. 

La ley 22/2011 de Residuos y suelos contaminados contempla cómo se deben gestionar los diferentes tipos de residuos industriales, ya que estos varían según la actividad industrial que los crea y, por tanto, deben tratarse de un modo específico según su peligrosidad y composición. 

Desde LEANpio, en este post, vamos a hablar de todo lo referente a los residuos industriales y su gestión.

¡Adelante!

¿Qué son los residuos industriales?

Los residuos son todos aquellos objetos o sustancias de los que su propietario tiene intención u obligación de desprenderse. Cuando hablamos de residuos industriales nos referimos a todos aquellos que resultan de la fabricación, utilización, transformación, consumo, limpieza o mantenimiento que se generan a partir de un actividad industrial, excepto las emisiones a la atmósfera que están específicamente reguladas por la Ley 34/2007 de 15 de noviembre.

Clasificación de los residuos industriales

Los residuos se clasifican según su estado físico, es decir, si son sólidos, líquidos o gaseosos y, posteriormente, se subdividen según su procedencia, es decir, si son de origen industrial, agrícola, doméstico…

Los residuos industriales se clasifican en tres grupos diferentes:

Inertes.

Son aquellos que por sus características no provocan grandes riesgos para el medio ambiente, la vida animal ni la humana. No precisan de ningún tipo de tratamiento previo a su almacenamiento. Son los escombros, chatarras, cenizas, vidrios… y son más conocidos como residuos no peligrosos. Descubre nuestra gama de compactadoras de residuos industriales no peligrosos.

Residuos urbanos.

Aquellos residuos generados en oficinas, comedores… son la materia orgánica y otros como el cartón, el plástico, el papel… Los compostadores industriales son una buenísima solución para gestionar la fracción orgánica de este tipo de residuos.

Peligrosos.

Los residuos industriales peligrosos son todos aquellos cuya composición puede afectar al medio ambiente, a la vida animal o a la salud de las personas y por ello es imprescindible que tengan una tratamiento específico según sus características. Se identifican por su falta de degradabilidad y alta persistencia en el lugar de vertido, por sus efectos nocivos acumulativos, la posibilidad de padecer transformaciones biológicas o por su elevado contenido en componentes letales. 

La gestión de los residuos industriales

Llevar a cabo una correcta gestión de los residuos industriales es fundamental para todas las empresas, ya que garantiza una responsabilidad civil que influye positivamente en la propia imagen de la compañía y además proporciona un ahorro sustancial en toda la cadena de producción. 

En ese sentido la prevención es clave y por ello se llevan a cabo una serie de medidas previas a la creación del residuo. De este modo se reducen en número los residuos y se genera un impacto negativo mucho menor. 

El modelo de gestión se aplica en todos los tipos de residuos industriales, y consiste en el compromiso y actuación de los productores por mantenerlos en las condiciones adecuadas hasta que el encargado autorizado de recogerlos lo haga. Haciéndose cargo, además, de todos los costes que resulten de la gestión y manteniendo todas las ordenanzas y legalidades dictadas por el país y la Comunidad Autónoma competente. 

En LEANpio, como especialistas en la gestión de los diferentes tipos de residuos industriales, te ayudaremos a que apliques todas las soluciones necesarias en tu negocio para que los esfuerzos que lleves a cabo tengan los resultados óptimos esperados. Llámanos y te informaremos de cuáles son las mejores opciones para tu empresa. ¡Adelante, el presente y el futuro está en tus manos!