¿Cómo se recicla el papel y cartón?

Inicio » ¿Cómo se recicla el papel y cartón?

En España, según los datos obtenidos a raíz de diversos estudios, se estima que un 40% de la basura que desechamos está compuesta de celulosa, la principal sustancia de la que se componen el cartón y el papel. 

El uso de cartón y papel tiene un impacto no del todo positivo en el medio ambiente, puesto que para obtenerlos es necesario la tala de árboles, uno de los principales protagonistas para reducir la contaminación de la atmósfera y elaborar el oxígeno que respiramos.

Por ello, el reciclaje de papel y cartón se hace tan importante, puesto que, además de reducir la tala, por cada tonelada que se recicla, se estima que se ahorran cerca de 140 litros de petróleo, 900 kilos de dióxido de carbono y 150 mil litros de agua. Lo que conlleva una reducción inmensa de los recursos naturales.

Las múltiples ventajas del papel y el cartón

Reciclar el cartón y el papel es apostar por un mundo mejor en el que todos los seres vivos tengamos cabida y un futuro mucho mejor. Necesitamos reducir la tala de árboles, entre otras muchas cosas, para poder seguir habitando en nuestro mundo y respirando el oxígeno que nos permite vivir.

El papel y el cartón son uno de los recursos más reciclables, biodegradables y renovables que existen y su reciclaje cuenta con una concienciación social muy elevada, tanto en el ámbito doméstico como en el industrial y a nivel autonómico, estatal y, por supuesto, mundial. Ello hace que se haya convertido en uno de los materiales más reciclados en todo el mundo, con una tasa de recogida en torno al 70% (70’01 en España, ocupando el segundo puesto a nivel europeo por detrás de Alemania).

¿Cuál es el proceso de reciclaje?

El reciclaje del cartón y el papel conlleva a obtener, a partir de los residuos, nuevas piezas que mantienen la misma resistencia, durabilidad y uso.

Y, para conseguirlo, el proceso debe pasar por varias fases:

1. La concienciación.

El paso prioritario, fundamental y básico es que la sociedad se conciencie de la necesidad de reciclar. Y, cuando llegue el momento de deshacerse del cartón o papel que ya no utilizan, depositarlo en el contenedor pertinente.

2. Clasificación y compactación.

El siguiente paso es clasificar el residuo según el tipo de papel o cartón recuperado y compactarlo en balas para poder proceder a su almacenaje y posterior tratamiento.

3. Triturado.

Las balas obtenidas en el proceso anterior son llevadas a una máquina que lleva a cabo un triturado minucioso y pasa por un proceso en el que diferentes filtros ayudan a eliminar el metal, el plástico o la tinta.

4. Plastificación.

En este punto se añaden los disolventes necesarios para separar las fibras, con lo que se forma una especie de pasta de papel. A esto se le añade agua que servirá de base para conseguir el nuevo material.

5. Tratamientos para una nueva pasta de papel.

Aquí es donde se incorporan diferentes minerales y aditivos para conseguir las nuevas propiedades, como por ejemplo una menor porosidad, una mayor resistencia al agua, un color más blanco…

6. Fabricación.

Y llevados a cabo todos estos pasos, es el momento en el que se procede a la fabricación del papel o el cartón mediante diferentes procesos de prensado, secado, bobinado o afinamiento. La pasta obtenida es cuando ya está preparada para volver a entrar en circulación y destinarse a sus nuevos usos. 

En LEANpio contamos con las soluciones más eficaces, prácticas e innovadoras para ayudarte a reciclar el papel y el cartón que debas desechar en tu negocio. Además, podemos ayudarte a convertir esta práctica en la solución para la gestión de residuos. Así que llámanos y deja que te informemos y asesoremos de todo cuanto necesitas para poder conseguirlo, y convertirlo en  una nueva fuente de ingresos para tu empresa.