Plásticos que se pueden reciclar

Inicio » Plásticos que se pueden reciclar

Ante tanta diversidad de envases, muchas personas se preguntan qué plásticos se reciclan. Tanto para el medioambiente como para la sostenibilidad del sistema productivo, los beneficios de la clasificación de residuos son múltiples. En el caso del plástico, separar para luego depositar en el contenedor amarillo es un gesto tan cotidiano como trascendente. En Europa se consumen 46.000 millones de botellas de plástico cada año y todavía una gran parte acaba en vertederos y océanos. Te contamos a continuación qué plásticos se reciclan y cuáles no para reducir el calentamiento global y contribuir a una economía circular.

Si hoy Don Quijote luchara contra los molinos, estos serían de energía renovable con aspas realizadas con resinas de plástico. Tampoco iría montado a lomos de Rocinante, sino en un coche en el que plástico representa el 17% de todos los materiales. Sus zapatos tendrían suelas de goma y llevaría un forro polar tejido con fibras de poliéster provenientes del petróleo. Sin ánimo de exagerar, se puede afirmar que todo lo que usamos en nuestros días está compuesto de algún derivado del petróleo o se ha fabricado con máquinas en las que puede encontrarse algún componente de material plástico. En tan amplia variedad de objetos surgen dudas sobre qué plástico se recicla y cuál se debe desechar.   

Realmente no solo hace falta buscar qué plásticos son los más reciclables. Separar la basura y llevarla al contenedor adecuado es ya en sí todo un logro para todos los seres vivos del planeta. El impacto de reciclar es directo en la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y no solo eso, pues la industria del reciclaje y los agentes gestores de residuos facilitan la creación de miles de puestos de trabajo directos e indirectos. Al mismo tiempo, la investigación científica y tecnológica en torno a qué plástico se recicla genera enormes oportunidades para el sector empresarial. Un ejemplo reciente de ello es el caso de los plásticos mixtos como los films o envases de yogur. A veces ocurre que por su peculiaridad no sabemos exactamente en qué contenedor de basura debemos depositarlos. Afortunadamente, existen novedosos tratamientos de fundición capaces de rescatar plásticos de esta tipología para darles una nueva vida. Sin ir más lejos, la última de nuestras soluciones de reciclaje WASTX Plastic se basa en la pirólisis de residuos plásticos, un proceso químico que nos permite tratar de forma descentralizada desechos plásticos multicapa (mixtos o complejos) que no se podían reciclar. Muy pronto en nuestra web.

Clasificación de los plásticos

La gran mayoría de plásticos se pueden reciclar, pero existe un pequeño porcentaje de plásticos no reciclables. Para diferenciar un plástico reciclable de uno que no lo es, bastaría con conocer los procedimientos implicados en su producción. El plástico se obtiene a partir de diversas resinas plásticas que toman forma con calor y moldes. Según las resinas usadas para su elaboración, la mezcla de éstas y los moldes, se generan distintos tipos de plásticos

A continuación, la clasificación de 7 tipos de plásticos que se pueden reciclar, con todas las garantías:

  1. PET o PETE (Tereftalato de polietileno). Muy empleado en botellas de agua o de refrescos. Esto se debe a sus cualidades transparentes, flexibles y de gran resistencia. Su abundante uso se corresponde a las elevadas cifras de reciclado con las que cuentan. 
  2. PE-HD o HDPE (Polietileno de alta densidad). También es un plástico altamente presente. Envases de detergentes, champú, botellas de zumo y leche son algunos de ellos. Su elección se debe a su dureza y resistencia a la humedad. 
  3. PVC (Policloruro de vinilo). Nunca se usa como envase de productos de alimentación pero es muy polivalente y duro. 
  4. LDPE (Polietileno de baja densidad). Es el típico plástico que se utiliza para fabricar bolsas de basura y es apto para envasar alimentos. Una de sus mayores características es la impermeabilidad. 
  5. PP (Polipropileno). Junto con el tereftalato de polietileno o PET es uno de los plásticos más utilizados. Se encuentra en platos para calentar en el microondas, textiles, envases y componentes de la automoción.
  6. EPS (Poliestireno Expandido). Plástico espumado que se caracteriza por su aislamiento térmico y acústico. Muy usado en construcción, envasado y embalaje de diversas actividades. Cajas isotérmicas para vacunas o alimentos del mar, entre otras aplicaciones. 
  7. PS (Poliestireno). La típica espuma de embalar está hecha de este plástico que también se halla en electrodomésticos y productos de jardinería.

Además de los plásticos arriba mencionados, no queremos terminar este artículo sin hacer una mención especial a los bioplásticos. Una alternativa que seguro convivirá junto a los plásticos y que ha llegado para quedarse en pro del medioambiente. Estos materiales, a pesar de tener propiedades similares a las de los plásticos, se componen de materias primas naturales (celulosa, almidón de patata o maíz, soja…).