Gestión y reciclaje de residuos en restaurantes

Inicio » Gestión y reciclaje de residuos en restaurantes

La gestión de residuos en restaurantes es bastante más compleja que en el caso de los particulares. Y es que debido a la acumulación de desperdicios acumulados en las basuras se pueden crear una gran multitud de microorganismos y plagas que pueden originar un problema para la salud pública y para la propia empresa.

Por ello la ley 22/20122 de 28 de julio contempla las actuaciones que se deben llevar a cabo en la hostelería y que todo negocio debe cumplir para estar dentro de la legalidad. 

¿Qué residuos generan los restaurantes?

En primer lugar cabe mencionar cuáles son los residuos que se generan en un restaurante:

  • Orgánicos
  • Plásticos
  • Vidrios
  • Químicos

Y deben separarse en cuatro grupos diferentes:

Cada uno de estos grupos debe ir a parar a su cubo específico, que debe ser a prueba de goteo, de plagas y que cuente con una tapa que cierre correctamente. En este sentido, el sistema de reciclaje Longopac cumple al 100 % los requisitos. 

Además de los cubos de residuos que se usan en cocinas, salas… muchos restaurantes tienen la obligación de disponer de contenedores fuera del local. En ambos casos, su limpieza y desinfección en profundidad es fundamental para cumplir con la normativa. Nuestra experiencia nos ha demostrado que sustituir los contenedores y cubos de basura convencionales por compactadoras de residuos y bastidores Longopac, reduce considerablemente los tiempos dedicados la manipulación de residuos y el contagio de enfermedades derivado de esta tarea.

Los negocios deben contar con un contenedor verde, para envases de cristal y vidrio, un contenedor azul, para envases o materiales de cartón y papel, uno amarillo, para plásticos, latón, tetrabriks, bebidas y latas de conserva y uno gris o marrón para los residuos orgánicos.

Los residuos grasos, como aceites o grasas animales o vegetales, cuentan con un tratamiento especial, por lo que deben ser recogidos por empresas especializadas y autorizadas.

Cómo reducir los residuos en hostelería

Un plan de gestión de residuos en la hostelería aportará grandes beneficios al negocio y facilitará la reducción de los desechos . 

Para conseguirlo desde LEANpio os ofrecemos los siguientes consejos:

  • Elaborar pedidos que vayan en consonancia con el consumo real que se lleva a cabo en el negocio. De este modo se evita que los productos perecederos se pongan malos y acaben en la basura. Además, también se reducen los costes.
  • Mantener un constante seguimiento del stock. Hacer inventario semanalmente permitirá al restaurante saber con qué materias primas se cuenta, cuáles faltan y qué excedentes se tienen. Así también se pueden elaborar menús que permitan aprovecharlo todo antes de que pasen a convertirse en residuos. 
  • Eliminar de la carta aquellos platos que no generen una gran ganancia, que no sean muy apreciados por los clientes pero que precisen de alimentos perecederos.
  • Definir un menú acorde con las existencias y que provoque la rotación de los productos, principalmente los frescos, para evitar una generación masiva de residuos.
  • Involucrar, concienciar y formar a todo el personal que forma parte del negocio para que se sientan comprometidos con la causa y, así, ayuden a disminuir la cantidad de residuos generados. 

En LEANpio te ofrecemos las mejores soluciones, y más innovadoras, para que puedas llevar a cabo una correcta gestión de los residuos en tu restaurante. Además, gracias a ellas podrás reducir en un 80% el volumen que éstos te ocupen, ya sea en cartón, papel, vidrios… y muchos otros beneficios que descubrirás.

Tu tiempo, espacio y dinero también son muy importantes. Así que llámanos e infórmate. Te ayudaremos a encontrar lo que realmente necesitas.