¿En qué consiste la segregación de residuos?

La segregación de residuos se ha convertido en una prueba de fuego para multitud de empresas hoy en día, pero también para los particulares. En este artículo queremos explicar en detalle qué es la segregación de residuos.

Empresas y entidades de todo tipo están implantando un sistema eficiente y adaptado a sus necesidades para segregar de forma correcta sus residuos. Especialmente en el sector sanitario: hospitales, residencias de ancianos, clínicas veterinarias, etc.

La segregación de residuos en hospitales cobra gran importancia debido al especial tratamiento que requieren este tipo de residuos. En LEANpio tenemos una solución real y adecuada para gestionar de forma correcta cada residuo generado en hospitales: las bolsas de basura Longopac. Se trata de una bolsa de basura continua – un formato único inventado por la empresa sueca Paxxo – que permite a los profesionales sanitarios segregar muy fácilmente en su lugar de trabajo los residuos que generan de forma segura, higiénica y sostenible.  Evitando, de este modo, contaminaciones, el contacto con residuos y el desperdicio de materiales (uso eficiente de éstos).

Pero no solo en hospitales es importante la segregación de residuos, también lo es en otros sectores empresariales e institucionales, e incluso en nuestros propios hogares.

Por ejemplo, las nuevas normativas europeas están trabajando de forma más consistente para concienciar a la población a la hora de segregar los residuos en casa. En España  ya se está introduciendo el nuevo contenedor marrón destinado a los residuos orgánicos. Además, cada vez son más frecuentes otros nuevos contenedores destinados al reciclaje del aceite o a otros materiales peligrosos como pueden ser: componentes electrónicos, pilas o baterías; algo muy habitual si tenemos en cuenta el actual ritmo de vida que llevamos.

En este aspecto, entra en juego la denominada obsolescencia programada. Un concepto que hace referencia a la predisposición de los fabricantes por crear productos y dispositivos con una vida útil cada vez más corta, con el objetivo claro de que el consumidor final tenga que acudir con mayor frecuencia a reemplazar sus dispositivos estropeados por unos nuevos, aumentando la demanda innecesaria de este tipo de artículos. Pero eso es otro debate, hoy queremos centrarnos en la importancia de conocer cómo se debe realizar la separación, y en qué consiste la segregación de residuos.

Básicamente la segregación de residuos es el proceso por el cual debemos de ser capaces de separar de forma correcta y eficiente los distintos productos desechados. De este modo, estaremos colaborando activamente en una economía más limpia y sostenible, capaz de reducir los vertidos y de aprovechar al máximo los materiales mediante el reciclaje y la reutilización. El objetivo es pasar de un consumo lineal a uno circular.

Como puedes observar, el concepto de segregación de residuos está directamente relacionado con el concepto de economía circular.

Dentro de la segregación de residuos, debemos tener en cuenta que existen varios tipos de productos y que, atendiendo a su naturaleza, serán tratados de una forma u otra.

  • Productos reciclables: Son productos que podrán ser reutilizados en el futuro, siempre y cuando hayamos realizado una correcta segregación de residuos. Es el caso de los productos a los que desde hace tiempo nos hemos habituado a separar en nuestras empresas u hogares: papel y cartón (contenedor azul), vidrio (contenedor verde), plásticos y envases (contenedor amarillo). Pero también hay otros productos que son susceptibles de incorporar al proceso de reciclado como por ejemplo los metales.
  • Productos biodegradables: Son aquellos productos que se pueden descomponer siguiendo el proceso lógico y natural de la propia naturaleza. Es el caso de productos como restos de comida, cáscaras de fruta, restos de jardinería, comida y forraje para animales. Este tipo de productos se pueden convertir, por ejemplo, en productos naturales como el compost.
  • Baterías y productos electrónicos: Es de vital importancia que sepamos separar este tipo de residuos de otros, ya que su alto grado de contaminación supone una seria amenaza para el equilibrio de nuestro entorno. Recuerda que este tipo de materiales deben ser separados y depositados en lugares aptos para su tratamiento. Cada vez es más habitual encontrar puntos limpios de recogida en las ciudades, para que podamos desechar este tipo de instrumentos y que no entren en el mismo proceso que otros productos como restos de comida o envases.

En LEANpio ofrecemos asesoramiento y todo tipo de soluciones reales para que la gestión de los residuos en la empresa sea lo más eficiente, segura y sostenible posible.

Por ejemplo, la ya mencionada bolsa de basura Longopac, una bolsa de basura continua que permite optimizar la gestión de residuos con independencia del sector empresarial en el que nos encontremos. Longopac se presenta en diversos formatos y materiales.

Otro ejemplo es el de las compostadoras BigHanna, que permiten convertir en compost los residuos orgánicos generados en empresas, hospitales, hoteles o restaurantes.

Pide información sin compromiso escribiendo a leanpio@leanpio.com o llamando al 976 753 000. También puedes hacerlo a través del siguiente formulario de contacto.

He leído y acepto la Política de Privacidad.

Sí, deseo recibir el boletín LEANpio con información de productos y las últimas noticias.