Nuevas normas y objetivos sobre reciclaje

El portal Retema.es se hace eco de la entrevista que Fernanda Proença, catedrática en la Universidade do Minho y experta en compostaje, concedió a la revista corporativa de Sogama, en la que destaca la importancia del compostaje como método de valorización de la materia orgánica (dentro de la economía circular) y medio para reducir el uso de vertederos – una técnica de gestión de residuos dañina para nuestra salud y el medio ambiente.

Fernanda Proença es una de las cabezas visibles de los procesos de compostaje a nivel europeo y, actualmente, participa en el proyecto sobre la recuperación de residuos orgánicos y la producción de sustancias húmicas, Res2ValHum. Concretamente, en la importancia de extraer el contenido orgánico de los residuos como una de las principales vías para desarrollar la economía circular que Europa quiere ir estableciendo como nuevo modelo económico.

Esta estudiosa ensalza los valores positivos que tiene el proceso del compostaje en las empresas y también a nivel comunitario. Según expone en la entrevista, se necesita un replanteamiento de las operativas legales de recogida de residuos y un esfuerzo extra en la formación y concienciación de la población, para garantizar que Europa pueda cumplir las nuevas exigencias en materia de regulación de residuos y medio ambiente. Asimismo, el impulso de medidas para favorecer la producción de compost natural y libre de agentes químicos, ayudará no solo a evitar la degradación de suelos de cultivo y agrícolas, sino también a desarrollar e implantar nuevas fuentes de negocio y empleo, derivadas del compostaje.

No somos conscientes del gran daño que una gestión de residuos tradicional puede provocar en el entorno que nos rodea. Por ello, el compostaje es una herramienta muy poderosa que nos permite preservar nuestros ecosistemas y crecer de forma sostenible. A través del compostaje convertimos los residuos orgánicos (como pueden ser restos de comida, cáscaras de fruta y otros) en compost que, a su vez, se puede utilizar como abono. De este modo, se está eliminando de raíz gran cantidad de la contaminación, así como las emisiones nocivas que se producirían con el transporte y procesado de los residuos en plantas de tratamiento de residuos.

Con la autogestión de residuos orgánicos in situ mediante el compostaje BigHanna contribuimos de forma activa a un desarrollo más sostenible.

En LEANpio llevamos varios años implantando con éxito las compostadoras automáticas de BigHanna en empresas y comunidades de todo tipo (hospitales, centros residenciales, colegios, hoteles, municipios, etc.). El compostaje con BigHanna permite producir compost in situ a partir de desechos orgánicos, llegando a reducirlos hasta en un 90% en compost. Gracias a su sistema único de flujo directo, los equipos Big Hanna posibilitan a sus usuarios generar compost de forma sencilla y funcional, reduciendo los costes de logística – almacenamiento, recolección y transporte – de la gestión de desechos orgánicos. Una solución, por tanto, que nos ayuda a estar un paso más cerca de los objetivos de “vertedero cero”, y del camino hacia un mundo más limpio y sostenible. Puedes saber más sobre nuestras soluciones de compostaje en el siguiente enlace: BigHanna.

Si estás interesado/a en una solución de compostaje para tu empresa o comunidad, no dudes en contactar con nosotros escribiendo a leanpio@leanpio.com o llamando al 976 753 000. Te daremos soluciones adaptadas a tus necesidades reales.